Civilización politizada

Civilización politizada

 

El hombre y a pesar de los grandes saltos de progreso y de desarrollo científico y tecnológico sigue siendo aterrorizado e inquieto como inseguro de su futuro. El hombre perdió la confianza en sus líderes políticos. Teme la perdición de sus pertinencias, de sus ahorros y de su trabajo.

Queremos creer, y a pesar de todo, que el hombre continua aferrándose a los valores sociales, a los principios esenciales de la moral y de la espiritualidad, aunque esta civilización hubiera podido arrojarle en el materialismo absoluto y lo hiciera sentir marginado de la trayectoria correcta del humanismo, cada vez que se descuidara de sus cualidades humanitarias al darle crédito solo a sus influencias representadas por sus posesiones financieras y poderes económicos.

Esta espectacular civilización produjo culturas e ideologías negativas, y así mismo unos valores nuevos incoherentes legados a radicales tendencias colonialistas con apetencias materiales. Cualidades estas, son típicas de las potencias militares y bancarias que han podido aprovechar de las circunstancias para acumular grandes valores monetarios, con cifras astronómicas incalculables. Estas potencias son las únicas, casi siempre, presentes directa como indirectamente en los grandes conflictos que dejaron indelebles huellas y marcados impactos que sellaron la trayectoria de la humanidad al hacer uso de su influencia en los organismos internacionales de la toma de decisión, y paradójicamente, son ellas las rebeldes al cumplimientos de las resoluciones que se declaran en las sedes internacionales.

Echemos un vistazo a la historia reciente y actual donde presenciamos guerras en Palestina, Irak, Afganistán, Pakistán, Sudán, Somalia, los Balcanes…etc. ¿Qué dejaron estos conflictos salvo la destrucción, la muerte innecesaria de inocentes civiles y el desplazamientos de millones de ciudadanos, cuya única culpabilidad fue haber nacido en el lugar inapropiado y en el momento inoportuno? ¿Cómo podríamos juzgar a esta civilización materializada que dirigen potencias imperialistas y sionistas, y que nos engañan demostrándonos una imagen dócil por fuera que encubre su crueldad interior?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Civilización politizada. Guarda el enlace permanente.