EEUU como el único mediador de paz resulta muy ineficiente.

EEUU como el único mediador de paz resulta muy ineficiente.

No cabe duda, que Israel se haya arrojado en manos de los radicales de la derecha en su gobierno para luego amenazar su propia existencia con este extremismo al enfrentarse a la opinión pública mundial y rebelarse contra su protector y custodian americano y al negar la presencia europea en las negociaciones. Lo último que presenciamos ha sido la declaración de su ministro de exteriores, Avigdor Lieberman, (que encabeza la ultraderecha en Israel, Israel Beituna), delante de sus homólogos francés y español, diciendo que no se entrometan en asuntos de paz israelí y lo hagan en sus asuntos europeos, que Israel no es la antigua Yugoslavia. Por el contrario vemos a lo largo de su existencia como ha arrastrado a su patrocinador norteamericano a inmiscuirse forzosamente en guerra indeseadas haciendo la guerra por los israelíes.

 

El acaparamiento de los EEUU como único mediador en las negociaciones de paz entre árabes e israelíes es un hecho más que demostrado. Europa, y con razón, ha manifestado su repulsa a esta situación, ya que por lo menos durante los últimos encuentros, Oslo, Camp David, Sharm el Sheikh… no se hubiera alcanzado ningún resultado de consideración, sino todo lo contrario, Israel es cada ves más exigente, y no decir más arrogante en sus posturas, lo que lo hace más negativa a la hora de sentarse para negociar, y por el otro lado, los palestinos más desamparados y más débiles a quienes se le exprimen cada vez más concesiones. Resultado de ello es el empeoramiento de las condiciones humanitarias de los ciudadanos palestinos, si se les puede llamar como tal, bajo ocupación; más pobreza, más tierras confiscadas, más casas derribadas por no cumplir con las leyes de la ocupación para reemplazarlas por más colonias de emigrante judíos rusos y de Europa oriental. Israel rechaza la presencia europea en las negociaciones por considerarla propalestina. Israel se encuentra más cómoda con la presencia de los EEUU y los encuentros de Washington y de Jerusalén, en la ausencia europea les proporcionan mejores mecanismos para defender sus intereses y mantener su intransigencia ante la debilidad árabe. Los europeos se comportan muy tímidamente y son incapaces de proponer ninguna solución atrevida o alguna hoja de ruta que fije un marco en tiempo y sobre el plano para el reconocimiento del estado palestino. Sabemos que Europa se halla dividida entre dos extremos casi radicales; entre exigentes y aliados de Israel. Se encuentra irresponsablemente encrespados, (según el rotativo francés Le Mond) de recordar al mundo las mismas decisiones que sus antepasados diplomáticos del ayer tomaron en su momento y que sus líderes políticos vieron en las colonias ilegalmente implantadas en los Territorios Árabes Ocupados como el mayor obstáculo para futuros acuerdos pacíficos del conflicto.

El éxito de las negociaciones depende completamente de Israel y su fracaso recae enteramente sobre sus políticos. Los palestinos aceptaron quedarse con el 22% de su palestina histórica como la extensión de su esperado estado y cuya capital sea Jerusalén, el retorno de los refugiados o la indemnización de aquellos que optan no hacerlo como reconocimiento de más de 60 años viviendo en campos de refugiados que carecen de todo signo de civilización y sufriendo de la miseria y la inseguridad del desplazamiento en países de todo el mundo. Solo con devolverles a los palestinos sus elementales derechos humanitario podrá conseguirse la paz y la estabilidad, no solo en la región sino también en el mundo entero.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en EEUU como el único mediador de paz resulta muy ineficiente.. Guarda el enlace permanente.