¿Qué hizo EEUU a lo largo de la primera década del anunciado “siglo norteamericano”?

¿Qué hizo EEUU a lo largo de la primera década del anunciado “siglo norteamericano”?

Balcanización de Oriente Próximo.
¿Fue esta una de las propuestas de Henry Kissinger de los años ochenta del
siglo pasado?

La invasión israelí del Líbano en 1982, y la creación de “Saadland” en el sur como base logística para sus ingerencias en este país. Esta invasión dio a nacer a la resistencia islámica liderada por Hizbullah que consiguió expulsar a los israelíes en una derrota no
declarada.

Irak, después de ocho años de guerra con Irán salió fortalecido en contra de todo pronóstico americano. Pero se le tendió la trampa de la invasión de Kuwait, que hizo reaccionar al mundo occidental liderado por EEUU y buscando la participación tímida de algunos gobiernos árabes comprados, para liberar a su amigo gran productor de petróleo.
Después, sucedieron más de diez años de embargo, aislamientos y  guerra de desgaste y tantas resoluciones del Consejo de Seguridad injustamente impuestas.

Irak, finalmente, cayó en las garras de la hegemonía norteamericana como inicio de un  proyecto mayor que cambiaría el mapa de Oriente Próximo: la reclamada invasión de Siria y la de Irán como preludio del “Nuevo Oriente Medio”, y la democratización de la región y fortalecer sus economías. Así lo dijo en su momento Condeleza Rice,  al visitar a Líbano durante la agresión de Israel en Julio de 2006.

EEUU no sabía que sus supuestas victorias en este país árabe, habían caído en la trampa preparada para ellos.
Hoy en día, esta gran potencia solo quiere seguir conservando lo que tiene de reputación y lavarse las manos de estas victorias. Negocia con Irán, realidad que no quiso durante décadas, tiene a Irak dividido y maltrecho, sufriendo de un millón de muertes y de otros tres de desplazados, elige  al presidente iraquí bajo el beneplácito Iraní y la incongruencia de que EEUU se enfrenta a un aliado tradicional, Israel, el cual se rebela últimamente. Sin olvidar que se declina al negociar con Talibanes de Afganistán, después de más de nueve años de guerra movilizada con el apoyo de una treintena de países y aliados.

Actualmente lo único que EEUU ofrece a sus secuaces en la región es el temor de su estabilidad y no posee más que la estrategia de proteger a Israel. En tiempos de la arrogancia e ignorancia de Bush, EEUU ganó la enemistad de todos, y ahora la debilidad de Obama frente al lobby sionista les genera más enemistad. Y el problema primordial y el promotor de toda inestabilidad de la región se queda casi olvidado y puesto en segundo plano. Lo que importó fue la guerra al creado terrorismo, bien aprovechado por Sharon para destruir lo que restaba de la infraestructura de la autoridad palestina y los núcleos de la resistencia armada dentro de los Territorios Ocupados, (el asalto al campamento de refugiados de Jenin).

El conflicto entre árabes e  israelíes es el origen de todas las guerras en la región de Oriente Próximo, y no cabe duda de que el acuerdo del reconocimiento mutuo y la
creación de un estado palestino al lado del estado israelí, es la llave de toda paz, seguridad y estabilidad regional, e incluso mundial.
La pérdida de tiempo por parte del actual gobierno ultraderechista de Israel, liderado por el dúo Netanyahu y Lieberman, llevará a todos hasta el cuadrado del caos y a lo desconocido, para arrastrarnos a las manos de los radicales y a su cruel e inhumana hegemonía. Ha llegado la hora de paralizar este comportamiento israelí de tomar las decisiones unilateralmente, con las que pretenden derribar todo cimiento de un posible acuerdo, basado en la justicia y según los principios de la Carta de las Naciones Unidas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ¿Qué hizo EEUU a lo largo de la primera década del anunciado “siglo norteamericano”?. Guarda el enlace permanente.