Israel, contradicciones que confirman la gran mentira (I)

¿Vivimos actualmente la era de dominio israelí y el tiempo de la hegemonía del estado judío en la región del Oriente Medio? Ésta nos lleva a la segunda pregunta: ¿es éste el siglo del poder israelí en el Think Tank (toma de decisión) europeo y no digamos el estadounidense?

Lo que va a leer a continuación estimado lector, puede que resulte verosímil si numerosos en el mundo libre lo piensan pero no lo pronuncian, así que le pido paciencia hasta terminar de leerlo entero y dejarle la libertad de sacar sus conclusiones. El tema se relaciona con la exigencia que piden los responsables políticos israelíes, no de los vecinos árabes y palestinos particularmente, sino de todo el mundo. Lo dividiremos en tres partes.

Primera parte: contradicción religiosa y bíblica

  • Israel como reino, nunca existió. En la historia, exceptuando lo relatado en la Biblia, no se halla ningún dato que confirme tal hecho. Donde únicamente encontramos algo es sólo en la Biblia que menciona tierras prometidas al padre de todos los profetas, Abraham. Las características geográficas corresponden a tierras lejanas de Palestina, conocida por todos nosotros, y pertenecen a tierras del litoral de la Península Arábiga del Mar Rojo. Es cuando leemos relatos sobre los movimientos de las tribus hebreas o los relatos cuando el Dios Yahveh habla con los distintos profetas.
  • Al revisar el antepasado de la parte de la región palestina, actualmente ocupada, referida como el dominio del reino de Judea y Samaria, “ofrece problemas particulares para el historiador moderno”. Y esta incertidumbre es debida a la asociación de esta área conocida como tierra prometida con lo relatado únicamente en la Biblia. Por tanto, resulta obvio que sea objeto de estudio si añadimos a esta perspectiva casi puramente bíblica, que desconoce datos de otra índole que apoyan lo citado bíblico, más bien lo ponen en duda. Por tanto, en el período postbíblico no se encuentra nada al respecto que confirme el pasado histórico hebreo dominante. “Los estudios arqueológicos que se han visto a través del relato bíblico, han hecho difícil poder entender la historia de esta importante zona dentro del contexto arqueológico de la totalidad del Oriente Próximo.”
  • Algunos escritores consideran las diversas fuentes estar interesadamente en conflicto, lo que convierte el estudio en un tema polémico, desde el punto de vista imparcial, con implicaciones en los campos religioso, político y diplomático.
  • Pues bien, si hasta los grandes historiadores no encuentran códigos fidedignos, salvo los relatos religiosos bíblicos, donde fundamentan conclusiones de existencia de Israel. Pero, por lo contrario, afirman la convivencia de los judíos entre tribus de la región como filisteos, fenicios, moabitas, idumeos, hititas, madianitas, amorreos y amonitas. Esta convivencia nos llevará a afirmar la mezcla de sangre entre los individuos de diferentes tribus y, lo más impactante, la pérdida de pureza de sangre tanto para unos como para los otros. Por supuesto, aquí entra en cuestión la exigencia actual Israel del estado judío.
  • La Biblia, como se sabe, fue escrita entre 500 y 1000 años después de que el supuesto evento relatado hubiese acontecido, mientras que los evangelios en el Nuevo Testamento fueron redactados por los discípulos justo durante la tercera o cuarta década después de la crucifixión del Maestro lo que hace de los evangelios una fuente fidedigna de datos. El otro libro de la religión monoteísta, el Corán, fue ilustrado casi inmediatamente después de su revelación al profeta Mahoma, discrepamos o no con su enseñanza, resulta ser también fuente fehaciente.
  • Tomemos un dato numérico en la Biblia, se citan que unos 603.000 hombres mayores de 20 años fueron alistados para la guerra de entre las diferentes tribus israelíes que salieron de Egipto (Josué y Macabeos). Pues bien, si aceptásemos la verificación de estos números, estaríamos cerca del total de aproximadamente un millón de individuos israelíes que pudieron escapar del faraón con Moisés. Por otro lado, también resulta lógico pensar, que esa población hubiera dejado algún rastro de vida a lo largo de su presencia en Egipto. La prensa nos comunica con frecuencia el hallazgo de algún otro tesoro del antiguo Egipto, pero jamás se ha hablado de algo del pueblo judío. ¿Cómo se explica esta carencia de pruebas físicas sobre el terreno?
  • Otro dato importante en los relatos de la Biblia nos choca por su naturaleza criminalista contra el pueblo que habitaba Palestina, son los relatos cuando leemos que Josué, hijo de Nun y ayudante de Moisés después de la muerte de éste, lidera su pueblo durante la travesía del Jordán. Los muros de Jericó se vinieron abajo después de oírse las trompetas de cuerno de carnero, y entran en la ciudad y “consagran al anatema todo lo que había en la ciudad, hombres, y mujeres, jóvenes y viejos, bueyes, ovejas y asnos a filo de espada” (Biblia). Éstos, fueron los habitantes que vivieron en sus casas, y no hay datos que afirman previamente hubieran declarado la guerra contra nadie. Pero, fueron, simplemente, masacrados. ¡La historia se repite de forma patética en cada pueblo donde se acercaron los israelíes!
  • También se cita: “Oyeron todos los reyes de los amorreos que habitaban al otro lado del Jordán, al poniente, y todos los reyes de los cananeos que vivían hacia el mar que Yahveh había secado las aguas del Jordán ante los israelíes hasta que pasaron, desfalleció su corazón y les faltó el aliento ante la presencia de los israelíes” (Biblia). O sea, esta tierra les fue arrebatada con la fuerza y según órdenes de su dios Yahveh.
  • Desde Jericó los israelíes subieron por los montes entraron en las distintas aldeas y ciudades en Galilea y, por supuesto, en Jerusalén, menos Acre y el resto de las ciudades del litoral que eran fenicios, según el profesor y historiador israelí Uri Avnery. Entonces todas esas escenas nos hacen entender que esas aldeas y ciudades y, concretamente, Jerusalén, fueron habitados principalmente por cananeos. Pero fueron atacados y ocupados por los israelíes, tal y como se repite en la historia actual. “Todas las ciudades que fueron conquistadas por Josué y entregadas a Israel, con la ayuda del dios Yahveh, sus ciudadanos fueron pasados a cuchillo con todos los seres vivientes que había en ellas: no dejaron en ellas ni un solo ser vivo” (Biblia), y así se repitieron las masacres en todas las ciudades tal como ordenó el dios de Israel… ¿Cuánta gente creerá que tales relatos puedan ser protagonizados por un dios clemente y todo misericordioso…?
  • Uri Avnery[1] (periodista, escritor activista y diputado del parlamento israelí durante diez años, también fue un miembro de la organización sionista Irgún), en un artículo publicado el 16/08/2009 en “Carta Maior” portugués apunta que en la Biblia, el libro de los profetas y en particular Josué no es más que un relato de exterminio, al  incitar la muerte de hombres, mujeres, niños hasta los infantes, durante la travesía de los israelitas guiados por dios por la tierra de Canaán, además refiere que Acre es una ciudadela fenicia como todo el litoral palestino y no fue tomada por los israelitas. Y el dato, de mayor importancia, es, cuando cita que a lo largo de cien años los israelíes no pudieron encontrar ninguna huella del éxodo hebreo de Egipto. Tampoco se encontró algo que apoyara los relatos de la invasión de la tierra de Canaán, ni siquiera algo que recordara los reinos de Judea y de Israel.  Uri Avnery no es ningún musulmán ni un árabe, es un profesor israelí que sirvió en el ejército de Israel para luego convertirse en pacifista, siendo a la vez una autoridad e investigador de la historia de toda la región de Oriente Próximo.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en CONTRADICCIONES QUE CONFIRMAN LA GRAN MENTIRA (I). Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s