CUIDADO CON LO QUE PASA EN EGIPTO

¡Cuidado con lo que pasa en Egipto!

No queremos un Egipto similar a lo que fue el Líbano ni a Irak tras la invasión norteamericana.

Lo que pasa en Egipto es un ejemplo de la liberación desordenada en la seguridad, una suelta de carácter ideológico y moral, ambos asociados al desenfrenado desorden del sectarismo religioso, bajo un régimen militar, sin librarse del régimen de Mubarak, que lleva nueve meses sin cumplir con su misión verdadera. Egipto es tan vulnerable como lo es Irak desde la llegada de la “democracia” violenta norteamericana traída con tanques y destrucción. Es tan vulnerable como lo fue y lo es el Líbano desde la invasión israelí, su influencia e infiltración de agentes secuaces.

Los coptos son la descendencia de los antiguos egipcios de los cuales se deriva el nombre Egipto. Desde la democracia implantada en la constitución del 1923 los cristianos coptos convivieron, como es de esperar, en su país en reciprocidad con los demás, de mayoría musulmana. Ambas partes dieron en más de una ocasión señales de su patriotismo hasta que llegó Mubarak y su ministro de Interior, el Adeli. Recordemos la masacre de la última Noche Vieja con la explosión de camión bomba en la puerta de una Iglesia de Alejandría, ordenada por el Ministerio de Interiores. Es digno de recordare que uno de los Papas coptos fue uno más de los Oficiales Libres de la revolución de 1953.

Los últimos eventos con bajas entre los ciudadanos y entre la policía militar no pueden ser ajenos a manipulación exterior, que escapan del control de los nobles revolucionarios. Muchos titulares de la prensa árabe afirman que tiene la estampa de agentes leales a Mubarak. De allí la acusación contra células remanentes dentro de los puestos de poder, cuerpo policial y militar, incitados con dinero asesino de Arabia Saudí y de los Estados Unidos. Los millones de dólares norteamericanos que se entregan a ONGs en Egipto fueron muy criticados por esquivar el control fiscal del país.

De modo que el antiguo régimen no estará exento de la sospecha de estar detrás del desorden policial militar. Conocemos de sobra su corrupción y colaboración con Israel y los EE UU. Igualmente, la mano externa interesada en sembrar el caos y la violencia para desestabilizar el régimen revolucionario. Egipto estará siempre en peligro hasta eliminar la última pieza del antiguo régimen.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CUIDADO CON LO QUE PASA EN EGIPTO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s