BDS: Boicot, desinversión y sanciones.

BDS: Boicot, desinversión y sanciones para deslegitimar la ocupación  israelí de Palestina

La mayoría de la gente prefiere el cambio hacia el progreso y mejor nivel de vida pero todo cambio le cuesta mucho esfuerzo y muchas veces se apaga el intento. Sin embargo, cuando esta necesidad alcanza su punto álgido del sufrimiento, entonces todo esfuerzo vuelve poco e insignificante. Hoy en día algo de esto está pasando después de descubrir el mundo la falsedad de las alegaciones israelíes y las conspiraciones, sí que lo son, de muchos desde la creación del estado israelí en 1948. Por otro lado, el perdón que reciben los consecutivos gobiernos israelíes como compensa de las constantes violaciones de las leyes internaciones y el incumplimiento de las resoluciones de las Naciones Unidas (NN UU) y de los distintos organismos en defensa de los derechos del pueblo palestino respondidas siempre con la acostumbrada arrogancia de los responsable israelíes que siguen dando la espalda a todo intento mundial en busca de una solución justa para el conflicto árabe sionista que el pueblo palestino está pagando por ello todo sacrificio desde hace el siglo.

El año 2014 es el año del boicot, desinversiones y sanciones contra Israel (BDS). Estas tres letras saltaron a primeas páginas de la prensa escrita como la digital tras el fiasco de la famosa actriz estadounidense Scarlett Johansson, al renuncia, presionada, su participación de publicidad de la marca israelí Sodastream establecida en los Territorios Ocupados (TT OO) de Cisjordania. También fueron las numerosas noticias sobre los bancos europeos, holandeses particularmente, que retiraron sus participaciones financieras en los bancos israelíes al tener éstos sus sucursales en las colonias judías en los TT OO. Quizás sea la amenaza de secretario de estado norteamericano John Kerry, también un políticos activo pro israelí durante más de 30 años de su vida política, al advertir a Netenyahu del fracaso de las negociaciones en curso desde julio pasado con los palestinos que acentuarían el impacto del BDS. Sin olvidarnos de las sanciones y suspensión de actividades de numerosas instituciones universitaria europea y norteamericanas así como de las distintas sectas de la Iglesia en los EE UU.

BDS da señales de su comienzo el 9 de julio de 2005 cuando 170 ONGs y asociaciones de activistas pro derechos palestinos solicitaron de las NN UU, siguiendo los mismos pasos y alegaciones utilizadas contra el apartheid sudafricano allá en los años extendidos entre 1948 y 1993, que hoy día sabemos que los israelíes según publicó el periódico The Guardian londinense[1] en su número del 24 de mayo de 2010, ayudaron mucho al gobierno racista sudafricano enseñándole a preparar los sobres bombas y afirma haberle propuesto la venta de armas nucleares.

Firmas de Simon Peres actual presidente israelí y P W Both de Sudáfrica (Guardian)

No obstante, esos activistas esta vez solicitaron la imposición de sanciones contra la ocupación israelí de Cisjordania Palestina, el derecho de retorno de los refugiados palestinos como el reconocimiento de los derechos y la igualdad civil para los palestinos que llevan la nacionalidad israelí que forman más del 20% de su población y que viven en su territorio desde 1948. Se apoyaron en la revelación de las constantes violaciones del ejército de ataque israelí, los colonos judíos protegidos por éstos y de la política racista segregacionista impuesta por los gobiernos israelíes contra la detención de niños, mujeres y ancianos palestinos, el derribo de viviendas palestinas, la usurpación de sus tierras, la talla de árboles, la construcción de nuevas colonias ilegalmente en los TT OO así como la ampliación de las ya existentes y por último, de la construcción del “Muro de la Vergüenza” que confiscó el 11% de tierras fértiles palestinas separando miembros de las mismas familias y exponerlos al sufrimiento diario en su traslado rutinario entre sus locales. Todas estas violaciones están bien documentadas acorde a las definidas y estipuladas en los cuatro Acuerdos de Ginebra de 1949. Según el portavoz de BDS Rafeef  Ziadah, el movimiento optó por las vías pacíficas contra las compañías israelíes que cosechan suculentas ganancias de su aprovechamiento de las legislaciones israelíes a favor de su presencia en los TT OO, pues solicitan suspender todas las actividades deportistas y culturales de las instituciones académicas mundiales con sus homologas israelíes, además de parar las inversiones de empresas europeas y la colaboración con cualquier aspecto de la ocupación. Sabemos que desde la ocupación Israel ha construido 16 grandes polígonos industriales que albergan cerca del millar de empresas donde trabajan más de 21.000 persona, tres de ellos cerca de Jerusalén recurriendo a la confiscación de tierras árabes para borra del todo cualquier presencia árabe cerca y en la ciudad santa. Se sabe que en esas empresas trabajan según estadística de 2008, más de 7.000 palestinos obligados a ello por no tener ninguna otra fuente de ingresos.

No vale solo la colaboración ciudadana mundial, también son muy necesarias las sanciones económicas a todos los niveles para hacer sentir el efecto esperado del boicot para estrecha más el cerco contra todo producto israelí procedente de las más de 200 colonias judías en los TT OO de Cisjordania y de cualquier empresa dentro de Israel que colabora de cualquier forma con aquellas. Aquí interesa nombrar las más grandes como:

1-       Sodastream, fabricante de bebidas gaseosas instalada en la colonia de Maale Admunim cerca de Jerusalén donde el ejército de ataque israelí expulsó a 200 familias palestinas desde su fundación en 1975 como un asentamiento de trabajadores judíos, y desde 1991, paradójicamente el año de la firma de la olvidada Conferencia de Madrid, adquiere el estatus de ciudad y obtiene su propio alcalde. Actualmente su población asciende a más de 36.000 habitantes y anunció últimamente su plan de expulsar 2300 palestinos para su ampliación;

2-      La marca Carmel Agrexco y Mehadrin que exporta naranjas de la ciudad palestina Jaffa, además de otros frutos tropicales como avocados, pata dulce y granadas, plantados en el valle del Jordán donde Israel controla el 94% de su extensión;

3-      La marca Ahava que posee el 37% de sus inversiones en los TT OO y se dedica principalmente a producir cremas cosméticas elaboradas por las sales del Mar Muerto para fines de peeling corporal, máscaras faciales y otras cremas hidratantes y cosecha ganancias anuales de 150 millones de dólares al mismo tiempo que Israel impide a los palestinos acercarse a las playas o aprovechar ellos de sus aguas;

4-      Las bodegas de viñedos como el Carmel Tshibi que opera en los Altos del Golán donde se expulsó a 140.000 ciudadano sirio para reemplazarlos por 20.000 colonos judíos, Bodegas Barkan , esta última construida en la ciudad palestina Salfeet al oeste de Naplusa  (TT OO), como las Bodegas Teperberg 1970 y Binyamina ambas en Cisjordania;

5-      Otra empresa de renombre mundial como marca textil femenina, Victoria Secret que obtiene su material de lencería de la empresa israelí Delta Galil Industries instalada en  Barkan que también suministra material a Walmart, Calvin Klein, Nike y Columbia entre otras;

6-      Cabe mencionar también la descarada apropiación por parte de empresas israelíes como la Strauss Group de platos típicos de la cocina árabe y palestina en particular como el falafel y hummus. Esta empresa posee fuertes lazos con altos funcionarios del ejército de ataque israelí y particularmente la Brigada Golani, unidad de elite, responsable de numerosas violaciones, abusos y masacres consideradas como crímenes de guerra y de lesa humanidad durante la agresión contra Gaza en 2008-9 cuando murieron 1400 palestinos, la cuarta parte de ellos son mujeres y menores de edad y 137 soldados israelíes;

7-      Sabemos que las palmeras y su fruto, los dátiles, más elemental para romper el ayuno de los musulmanes durante el mes sagrado Ramadán, es un producto durante milenios del valle del Jordán, igual a los plátanos de Jericó, pues estos productos están etiquetados como de Hadiklaim con marcas como Jordán River, Jordán River Bios-Tops y King Solomon, para ocultar su procedencia verdadera israelí. Además de aprovechar de las circunstancias laborales de los palestinos para contratarlos en la recogida de su cosecha. Se sabe que 7.000 personas entre ellos muchos menores de edad fueron empleadas en 2008. Igualmente la marca de aguas minerales de Eden Springs que pertenece a la citada empresa son aguas de las manantiales Salukia en los Altos del Golán;

8-      Hablando de las aguas palestinas salió a luz la descarada repuesta de algunos miembros de la Knesset israelí durante el discurso del presidente del Parlamento Europeo Martin Schultz[2] el pasado 1 de febrero que abordó las restricciones que afrontan los palestinos y levantó ampollas en los sectores más radicales como las del ministro de economía Naftalí Benet que abandonó el plenario junto con otros correligionarios. En su participación Schultz se refirió a la difícil situación que viven los palestinos por las restricciones que Israel impone a su libertad de movimientos y las dificultades que experimentan para tener acceso al agua.  Manifestó también: “una de las preguntas que esos jóvenes palestinos me hizo y consideré conmovedora fue esta: ¿Cómo puede ser que un israelí esté autorizado a usar 70 litros de agua por día, pero un palestino solo 17? También añadió que “El bloqueo de la Franja de Gaza […] está sofocando todo el desarrollo económico y llevando a la gente a la desesperación, bien explotada por los extremistas” antes de sentenciar que esa medida “socava” más que refuerza la seguridad de Israel. El parlamentario europeo tuvo que escuchar palabras de acusaciones de falsedad de dicha alocución tal como “Eso es mentira”, “Vergüenza para Israel” y el bloqueo de Gaza “Es totalmente incorrecto”;

9-      La empresa informática Helwett Packard suministra al ejército de ataque israelí del material necesario mediante la marca Basel System, para controlar los movimientos de los trabajadores palestinos al cruzar los puntos de frontera diariamente, y también a las cárceles. Más grave aún es su inversión en las ilegales colonias en TT OO como la Smart City Project en la colonia Ariel.

En el libro del ex presidente de los EE UU Jimmy Carter Palestine: Peace Not Apartheid el autor puso tres alternativas para encontrar su sitio en el mundo y buscar un plan de una paz que pueda tener éxito que son: aceptar la solución de DOS ESTADOS; expulsar a todos los árabes cristianos, musulmanes y drusos siendo ésta una cosa ilógica, irresponsable e imposible, y por último ser un estado APARTHEID.[3]

Igualmente el escritor proisraelí Thomas Friedman comentó el pasado día 16 de febrero que la política actual israelí conducirá a este estado también a tres posibilidades: retirada total de las zonas anexionadas de los TT OO de Cisjordania (no menciona nada respecto a los territorios ocupados de Siria y Líbano); otorgar la nacionalidad israelí a todos los palestinos con el resultado de auto suicidio que ocasionaría tal elección al convertir a Israel en un estado biétnicos, y por último si ninguna de estas opciones fuera aceptada por Israel, entonces el su sistema de gobierno se convertiría en un apartheid sobre 2.5 millones de palestinos.[4]

Acusar de antisemitismo a todo quien se atreve a criticar a Israel no le salvará más ante el continuo fiasco de su política que mantiene sus políticos en las negociaciones solo por negociar y sin conceder nada, sino todo lo contrario, cada vez los palestinos ceden, presionados, más y más de sus derechos, Israel les exige nuevas condiciones para las siguientes etapas de negociaciones, la prueba de ello son estas negociaciones que terminarán el próximo 28 de marzo y son las que se iniciaron hace más de 20 años como promesas de los Acuerdos de Oslo de crear el estado palestino a los 5 años. y qué ha ocurrido desde entonces, los palestinos más débiles, más aislados, más chantajeados por los patrocinadores de esas falsos encuentros, más confiscación de sus tierras, mayor número de colonias y colonos…

Esperamos que, con el apoyo de toda persona libre y amante de la paz, esta iniciativa del boicot, desinversiones y sanciones surta el mismo efecto conseguido contra el apartheid de Sudáfrica.

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a BDS: Boicot, desinversión y sanciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s