Ha caído Israel y se ha roto la estrategia del SIONISMO mundial

El sionismo sigue envenenando la opinión mundial
La colonización de las tierras árabes en Palestina, Siria y Líbano es parte del proyecto sionista así también lo es el plan transfer contra sus ciudadanos. Israel quiere la tierra sin sus dueños. Otra vez Israel miente cuando engaña a la comunidad internacional y a los negociadores palestinos de dulces sueños de obtener su propio estado.
Israel miente como lo hizo siempre. Hizo entender que las guerras fueron provocadas e iniciadas por los árabes. Miente cuando hizo creer que los aldeanos palestinos abandonaron voluntariamente sus propiedades en espera de volver como se lo prometieron los líderes árabes. Israel niega haber provocado la primera guerra árabe israelí, al no respetar la línea de partición y sabía que los árabes tampoco iban a aceptarla y rechazaría tan injusto reparto. Y así esperaba la reacción de los países árabes. Israel estuvo mejor preparada porque contaba con más de 60.000 soldados mejor equipados que habían sido bien entrenados durante la segunda guerra mundial frente a mal equipados 20.000 soldados árabes sin coordinación de sus cuarteles de tres países: Siria, Egipto y Jordania.

Y ahora Netenyahu miente como lo han hecho todos sus antecesores. Lo peor es que lo saben los EE UU y sus aliados transatlánticos. Así es la historia de ese estado algo peculiar desde el tiempo de ser reconocido en 1948.
El pasado 29 de abril, último día del periodo nuevo meses de la prolongación de las negociaciones, todo el mundo se dio cuenta que Israel es el responsable de su fracaso y había torpeado por enésima vez cualquier progreso del esfuerzo de todo el mundo para alcanzar alguna fórmula que acercara la idea del estado palestino a la realidad. Su estrategia era negociar por negociar. Los israelíes pidieron a través de su mejor aliado presiones sobre la AP y chantajearon no pagar el dinero retenido que les corresponde a los palestinos por los impuestos y demás operaciones de comercio. los israelíes recibieron toda crítica de los gobiernos tanto europeos como estadounidense, recordemos las declaraciones de Kerry de describir a Israel como un estado APARTHEID.

Respuesta de los palestinos fue el carpetazo a esos encuentros. Es una pena también no haber materializado sus amenazas de recurrir a los organismos internacionales para defender sus reivindicaciones. Entre otras positivas cosas que hicieron fue la reconciliación con Hamás y dejar aparte sus rencillas. Y así alcanzaron formar un gobierno de reconciliación lo que llevó a Netenyahu exigirle del presidente de la Autoridad Palestina, o elegir entre la paz, jamás alcanzable, con Israel o la reconciliación con Hamás. Claro está Israel debió actuar dificultando la formación de ese gobierno que palestinos e incluso el gobierno estadounidense aplaudió, lo que irritó más a Netenyahu quien vio su política cada vez más aislada e inaceptable y debió recuperar algo de su credibilidad aunque sea solo dentro de su gobierno y en la calle israelí. Hemos presenciado intensificación de las agresiones sobre los palestinos diariamente y no menos sobre la Mequita Al Aqsa. Cosa muy común por parte de Israel para darles rienda suelta a los colonos y con ello cobrar el beneplácito de los radicales en su gobierno.

Reacción de unos bandidos. El dios vengativo dio riendas sueltas a su pueblo elegido a vengarse.
El pasado día 12 de junio sucedió la desaparición de los tres colonos que le vino a Netenyahu muy oportuna y la aprovechó al máximo. Ejerció un castigo colectivo a toda la población árabe practicando más persecución, detención, asesinatos, y dejó rienda suelta a sus cachorros de colonos para insultar y agredir a toda presencia no judía en Jerusalén y Cisjordania,…etc. Las reacciones de los israelíes fueron más bien de un grupo forajido y no de un gobierno y de un ejército fuerte y confiado que empezaron a dar palos de ciego a lo largo de los 19 días que duraron las búsquedas donde el cuerpo de inteligencia, policía ejército israelíes y de seguridad han fracasado en resolver dicha desaparición aunque prometieron revelar las pruebas que condenarían a miembros de Hamás que este a su vez niega cualquier implicación en la desaparición de los adolescentes. Así lo manifestó Jaled Mashal. Miles de soldados bloquearon carreteras, registraron viviendas y practicaron detenciones. Llegaron a adentrarse en las casas de los palestinos, despertando a los dormidos y buscando bajo las camas y en altas horas de madruga, destrozaron muebles, con cuchillos de cocina rajaron sofás, arrestaron más de 400 personas y mataron a otras seis. Hasta que no se sumaron otros colonos y gracias a estos, las minuciosas búsquedas dieron frutos para encontrar finalmente los cuerpos de los tres colonos.

Es curioso que todos debamos estar de acuerdo con las acusaciones de Netenyahu aunque fueran sin fundamento ni prueba sobre la autoría de la desaparición de esos colonos. Parece ser que la sospecha de los israelíes sea suficiente para una condena sin recurrir a la ley. Y para otorgarles el derecho de infligir el castigo sin cuestión alguna.

Y ahora ¿qué?
Alguien se preguntaría: ¿Dónde está el informe forense para confirmar la causa de la muerte de esos colonos? ¿Por qué debemos callarnos ante las flagrantes y continuas violaciones israelíes de los DD HH de los palestinos? ¿Es aceptable las reacciones de venganza que nos recuerdan a las del Dios bíblico que incita a la muerte de hombres, mujeres, niños hasta los infantes, durante la travesía de los israelitas guiados por dios por la tierra de Canaán. Israel siempre saca una tajada muy positiva para sus planes de judaización de toda Palestina y completar su total secuestro. Según el analista Douglas Bloomfiel que apuntaba en el diario israelí The Jerusalem Post “es la oportunidad de explotar los hechos políticamente para obtener ganancias”. Está derribando viviendas alegando que no tienen permiso, ha reencarcelado a presos que habían sido liberados anteriormente más de 40 que fueron liberados por el soldado Shalid…, y lo peor que estemos preparados y pronto para encontrarnos ante un desahogo israelí en la eliminación selectiva de supuestos miembros de Hamás, y por qué no, una nueva agresión sobre Gaza. El ejército israelí tiene que ensañar contra los árabes, ya lo manifestaban en sus pancartas llevadas en varias concentraciones cuando se oyeron gritos de “muerte y venganza contra los árabes”. La comunidad internacional no debe permitirse el derecho de permanecer impasible ante las atrocidades israelíes y su continua negación de cumplir con las Resoluciones de las NN UU. Todos aplaudiremos estas hazañas del ejército invencible contra un pueblo cercado bajo la ocupación.
¡Patético!

P.D.: este artículo fue escrito cuatro días antes de que comenzara la última agresión sionista con GAZA.
El día 4 de Julio de 2014.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s