¡MEA CULPA. MEA MÁXIMA CULPA!

MEA CULPA un siglo después.
El parlamento británico pide exculparse
Europa orientalista basó su opinión sobre los árabes en la discriminación racista. Ha conseguido mantenerlo revuelto en cuestiones internas, dividido y debilitado para desviar sus luchas, como los demás pueblos del siglo XX, de conseguir la dignidad y la justicia de todos sus ciudadanos. Hace un siglo que el gobierno de su majestad británico conspiró con el homologo francés contra el pueblo árabe y acordaron el tratado de Sykes Picot a espaldas de los árabes que previamente solicitaron sus ayudas contra el imperio otomano. El gobierno británico firmó la declaración de Balfour, prometiendo el apoyo para la creación de un “lugar nacional” para los judíos. Y ahora, y de forma sorprendentemente repentina, este mismo occidente, ha comenzado a modificar y revisar sus cálculos estratégicos en la región y en especial hacia el problema palestino. Así que después de apoyar la falsa propaganda israelí y ofrecer todo el apoyo político y financiero a lo largo de siete décadas, desde la declaración unilateral del estado para la entidad sionista en Palestina. Esta política ha empezado a sufrir unos radicales cambios y especialmente después comprobar la evidente realidad de la barbarie e ese aliado “bastardo” y de sus crímenes inhumanos cuando no vacila en el asesinato de niños y mujeres, y de su arrogante postura ante las resoluciones de organismo internacionales. La continuada narrativa sionista sobre el falso proyecto socialista que comenzó a primeros de siglo pasado reflejado en los asentamientos Kibutz, pasando por proclamo de ser un oasis de la única democracia occidental en la región, todo este sentimiento ha caído abajo al descubrir su esencia salvaje que no valora los principio ni la moral de la humanidad. Este estado de congregaciones de radicales y fanáticos de distintas etnias y razas solo tiene una meta: proseguir con su proyecto expansionista a expensas de la exterminación y la expulsión del pueblo palestino, así como su enemistad con los pueblos de la región aunque haya ganado la amistad de sus líderes, a quienes no les falta la crítica de sus propios conciudadanos de tildarles como corruptos y dictadores.
Hace unos pocos días el parlamento británico votó a favor de un estado palestino. Una votación no vinculante. Sí, es la falsa e interminable tarea teatral de la política británica que ahora expresa su remordimiento de conciencia con el Mea Culpa que no es más que una inyección de anestésico en la memoria árabe, que nos recuerda de antigua e incumplidas promesas a pesar de pasar décadas de su pronunciación y las cuales no han traído a la población sino la decepción y la confirmación de ser engañados.
Recordemos algunos eventos históricos al respecto:
 1.- Hace casi un siglo (1917) se emitió la fatídica declaración de Balfour por el gobierno británico que otorgó el derecho de la creación nacional para los judíos europeos a cambio de su financiación de la Primera Guerra Mundial, con el compromiso implícito de no perjudicar el estatus de la población nativa, los palestinos. La Declaración Balfour fue una manifestación formal del gobierno británico publicada el 2 de noviembre de 1917 en la que el Reino Unido se declaraba a favor de la creación de un hogar nacional judío en Palestina. El formato del documento es una carta firmada por el secretario de Relaciones Exteriores británico, Arthur James Balfour y dirigida al barón de la comunidad judía Lionel Walter Rothschild, un líder de esta comunidad en Gran Bretaña, para su transmisión a la Federación Sionista de Gran Bretaña e Irlanda. Fue y es considerada como la primera declaración de una potencia mundial a favor del derecho de la comunidad judía a establecerse en tierra palestina. Fue la concesión de un gobierno de una tierra que no le perteneció a una comunidad que no tenía derecho a ello.
 2.- Más tarde en la Asamblea General se acordó la Resolución de Partición 1948 , se declaró unilateralmente el estado israelí. Ver parte I, apartado F.
 3.- Luego entramos en el letargo árabe de la tregua hasta 1967, y más tarde el periodo de las negociaciones iniciado por Egipto de Anwar Sadat.
 4.- En 1991 se movió Bush padre contra Saddam Hussein a raíz de la invasión de Kuwait. Se celebró la Conferencia de Paz de Madrid el 30 de octubre de este año. Engañó a los árabes para conseguir su beneplácito a través de la simbólica participación en la segunda guerra del Golfo, prometiendo resolver la cuestión palestina tras la expulsión de las tropas iraquíes.
 5.- En 1993 y para apaciguar la población palestina y frenar su gran Intifada, el actual presidente de la Autoridad Palestina Mahmud Abbas (entonces aun no se había creado), firmó los acuerdos de Oslo, que recibieron en su momento las críticas de amplio sector de los intelectuales árabes y palestinos como la del profesor Edward Said. Según loa cordado en Oslo se prometió la creación del estado palestino en 5 años.
 6.- Mientras y a lo largo de ochos años el presidente Bill Clinton fracasó en obligar al presidente Arafat firmar los acuerdos de Camp David las cuales no prometieron nada sustancioso para un estado palestinos viable.
 7.- Después de los ataques del 11-S Bush pequeño prometió la creación de ese estado en 2005, para asegurar la invasión de Iraq en marzo de 2003 y luego en la conferencia de Annapolis con el mismo disco rayado de ilusorios ofrecimientos.
 En septiembre de 2013, Palestina consiguió el reconocimiento de 134 países tras la votación de la Asamblea General de las NN UU como un estado miembro de la comunidad internacional.
Toda esta manifestación: la votación del parlamento británico, la declaración del ministro de exteriores sueco, y lo que le seguirán de otros ministros europeos después, son gesto que no encuentran credibilidad en la calle árabe. Es el temor del EI y de sus conquistas por un lado, así como la gran atracción de los jóvenes palestinos dentro de la franja de Gaza especialmente y los del mundo árabe en general, animados por su decepción por parte de los fracasados sistemas de gobierno árabes y complaciente con Israel, al ofrecerle sus silencio e interminables encuentros con representantes sionistas israelíes, es todo esto lo que alerta a occidente preocupado por sus intereses de mercado por un lado y por la seguridad de Israel por el otro.
En definitiva todo lo que hemos visto encarna un rápido giro de atención, mal intencionado, hacia el conflicto palestino, comenzando con la convocación para la reconstrucción de lo que Israel había destruido, y a niveles políticos está la votación, no vinculante, en el parlamento británico y la declaración del ministro de exteriores sueco para reconocer al estado palestino. Y cómo no, percibimos el radical giro en la política de Obama hacia la región y su intervención contra ISIS y la creación de la coalición, consentida por los árabes, para contener en primera etapa a ISIS, solo cuando viró el peligro y las amenazas indirectas hacia los países del Golfo, a Arabia Saudí como a Turquía, gobiernos que hasta ayer fueron los financieros de ese peculiar estado islámico. Los ciudadanos árabes cierran los ojos y no creen nada de estas intenciones, que parten de un occidente que ha dado la vista gorda a los crímenes sionistas durante un siglo y no se le temblaron los sentimientos compasivos que jactan en sus correspondientes países aclamando los principios de proteger y defender a la humanidad. Pues todo esto no es más que la Mea Culpa del principal pecador hacia el pueblo palestino y de sus cómplices.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s