Terrorismo contra vuelos civiles

En memoria de las víctimas del vuelo Barcelona Düseldorf , Germanwings 9525.

Lamentablemente ni el avance tecnológico nos puede asegurar nuestra seguridad ni todos los controles en los aeropuertos. Todos lamentamos tales accidentes por no tener sentido y a cualquiera le puede tocar esa fatídica suerte.  Mi pésame a todos los familiares de accidentados.

Este tipo de incidentes es consecuencia del 11-S. ¿Alguien se ha preguntado cómo se deja la suerte de 150 pasajeros a la merced de un copiloto joven adueñándose él solo de la cabina? En EE UU y no sé si también en algún otro país o compañías no se permite tal arriesgada decisión.

Pilotos suicidas de aviones civiles se conocen pocos. Un piloto marroquí en agosto de 1944 llevó a la muerte en caso supuestamente suicida. ¡El último siniestro de esta semana es otro! los primeros indicios orientan hacia este motivo.

Cinco casos de aviones civiles derribados por militares.

El 3 de julio de 1988 el avión Airbus A300B2-203 de la compañía aérea iraní ‘Iran Air’ fue atacado por el Ejército aéreo de EE.UU.

El 4 de octubre de 2001 Ucrania derribó un Tu-154 ruso que cubría el vuelo 1812 entre Tel Aviv y Novosibirsk (Siberia) con 66 pasajeros y 12 tripulantes a bordo.

El 1 de septiembre de 1983 el Boeing 747 de la compañía aérea Korean Airlines violó el espacio aéreo de la URSS sobrevolando una serie de objetos militares soviéticos  en la isla Sajalin antes de ser derribado por un caza Su-15.  En resultado de la tragedia fallecieron 246 pasajeros y 23 miembros de la tripulación. El ataque se debió a que el avión cambió su ruta a unos 500 kilómetros y no establecía contacto con los cazas.

El 27 de junio de 1980 el vuelo 870 de la compañía aérea italiana Aerolinee Itavia fue derribado entre las ciudades de Bolonia y Palermo durante un combate aéreo entre cazas que acompañaban el avión del líder libio Muamar Gadafi y aviones de combate de la OTAN. Aún se desconoce de cuál de las dos parte procedía el proyectil que derribó al avión italiano, cuya ruta se cruzó por accidente con la ruta del avión de Muamar Gadafi.

El 21 de febrero de 1973 cazas del Ejército aéreo de Israel atacaron el Boeing 727-224 de la compañía aérea libia ‘Libyan Arab Airlines’ cuando volaba a una altitud de 6.000 metros. Cuando se acercaba a El Cairo el avión se vio envuelto en una tormenta de arena, renunció a seguir su ruta a unos 70 kilómetros de su destino, cruzando para ello el territorio  de la Península de Sinaí, que en aquel entonces estuvo ocupado por Israel.  Después de que los pilotos de dos aviones que fueron enviados para interceptar el avión no lograron establecer contacto con el avión, las cazas israelíes abrieron fuego contra la aeronave.  El avión realizó un aterrizaje de emergencia y se fragmentó en varias partes. En la tragedia fallecieron 113 personas.

Todavía se desconocen quienes estuvieron detrás o dio las órdenes de lanzar los misiles contra el avión causando la catástrofe del Boeing 777 del vuelo MH17 de Malaysian Airlines, que se estrelló en el este de Ucrania dejando un saldo de casi 300 muertos.

El caso más misterioso sigue siendo el del vuelo malasio desaparecido de los radares sin dejar rastro alguno.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s