LOs atentados de Daesh son el antesala de la guerra abierta II/II

¿Han sido eficientes los ataques y bombardeos de la coalición?

Hace más de catorce meses se decidió formar la coalición internacional bajo liderazgo de Washington que reúne más de 80 países, para contener  y luchar contra DAESH y ¿qué se consiguió desde entonces y de más de 8000 despegues de aviones de guerra? Pues DAESH es más fuerte y más rebelde. Es hora de formar otra coalición bajo órdenes del Consejo de Seguridad, y aprovechar la participación imprescindible de los dos ejércitos árabes de Iraq y Siria. Hacen falta unas medidas firmes ante esta barbarie del yihadismo. Claro está esto requeriría primero frenar otros focos de terrorismo que golpean en la región, me refiero al conflictos árabe israelí y el terrorismo de estado al cual giramos la vista y al injusto trato infligido sobre el pueblo palestino desde hace más de 67 años. Para poder resolver todo esto, hace falta también definir el acto de terrorismo, sin embargo esto implicaría otra política y un cambio del juego mundial. No podemos justificar los actos terroristas si provienen de quienes están soportando de la pobreza, la marginación, el desempleo y la frustración sin más. Tampoco podemos justificar el radicalismo, sea cual sea su procedencia y la injusticia que sus promotores hayan sufrido. Aquí nos referimos a ciudadanos que viven bajo regímenes dictatoriales, represivos y autoritarios, muchos son ciudadanos árabes como lo son musulmanes de otras regiones en Asia y África. La ausencia de la democracia como la pasividad, de la comunidad internacional, si esta existiese, hacia la constante violación de DD HH de ciertas sociedades como la del pueblo palestino, falta de la democracia en esos países…

Habría que luchar contra las circunstancias que favorecieron la aparición de DAESH y reconocer los fallos de nuestra política en la región a lo largo de un siglo, a saber:

Las intervenciones militares, conspiración de derrocar  a gobiernos y destruir estructuras estatales y re- diseñar fronteras que consagran intereses particulares de Francia y el Reino Unido particularmente, más ahora cuando se ve la nueva estrategia norteamericana de cambiarse hacia intereses en el mar de China y deja el escenario a los antiguos colonizadores tras la Primera Guerra Mundial y al aceptar viejos enemigos como los nuevos protagonistas de la geopolítica mundial en la región.

Por otro lado, apoyar a gobiernos corruptos, cerrar los ojos a la desesperación de casi 100 millones de ciudadanos árabes que viven bajo el umbral de la pobreza, entre ellos 40 millones de analfabetos, las intervenciones militares occidentales en Iraq, Libia, Somalia, Siria y la “coalición árabe” liderada por Arabia Saudí en Yemen. Sin olvidar el conflicto árabe sionista, todo esto requiere una solución justa y una cambio de política general y a todos los niveles, sociales, judiciales, educativos y luchar contra el despotismo y la corrupción. Sin olvidar por supuesto el papel de los nuevos medios comunicación que desbordan a los clásicos oficiales medios de publicidad.

El terrorismo radical del yihadismo islámico es el producto de una mala educación de dos o tres generaciones. Sabemos que muchos terroristas son hijos de la clase opulenta que tienen el lujo de estudiar en los mejores colegios occidentales y europeos incluidos. Y hay que investigar por qué se tornan radicales y fáciles de reclutar por el yihadismo. Obviamente su cultura del correcto islam fue secuestrada y reemplazada por otra fundada en el wahabismo que es el origen de salafismo y el fanatismo sectario étnico y religioso a manos de imanes que tienen carta blanca para predicar nuevas e infundadas enseñanzas del islam, que solo sirven para fines políticos que interesan a los gobiernos conservadores y más impopulares en el mundo árabe, en particular Arabia Saudí.

El terror en Paris descubre el nivel del poder de filtración de la ideología yihadista de todo este radicalismo religioso y en particular el de DAESH entre la juventud marginada y desesperada de sociedades musulmanas que cuenta 30 millones en Europa, cuya tercera parte vive en Berlín, París y Londrés además de 2 millones en España.

Cuatro crímenes cometió la vil bárbara yihadista cuando atacó en diferentes sitios en menos de dos semanas: contra el avión ruso en el Sinaí con 224 víctimas de nacionalidad rusa, el acto individual pero también con matices yihadistas en una base de entrenamiento de policía iraquíes y palestinos cerca de Amman con tres agentes norteamericanos y un sudafricano muertos además de otros oficiales árabes, en Beirut justo 24 horas antes de los últimos de Paris cometió dos atentados con inmolaciones con 47 muerte y más del centenar de heridos.

El yihadismo no tiene fronteras físicas, el fanatismo totalitario encuentra fácil su feudo entre esa juventud del mundo árabe amargada y sin esperanza de futuro digno.

Empezar a hablar de retornados yihadistas no es de justicia sabiendo que les hemos permitido asociarse al yihadismo del califato en la región. Y quien no haya muerto ha vuelto con ideas más radicales, y bien entrenados para la guerrilla.

Luchar ahora contra este radicalismo y fanatismo yihadista es una tarea mucho más difícil que hace tiempo. Se requiere una estrategia a corto, medio y largo plazo, una estrategia bien integrada así como las soluciones políticas a todos los problemas de la región, y no sólo el de Siria, y una revisión completa de todas las políticas occidentales y de gobiernos árabes que nos han traído a esta sangrienta y explosiva situación. Las soluciones de seguridad y las militares no lograron resolver los problemas sino que dieron lugar a otros aún mucho más graves problemas. Durante tres años mantuvimos discusiones bizantinas, a quien eliminamos primero a Assad o al Estado islámico, ambos se fortalecieron y el daño del Daesh ha llegado al centro de Europa, y prometió mandar más suicidas con cinturones y demás explosivos. Y Dios sabe donde será la próxima estación de terror sangriento.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s