Más radicalismo en la entidad sionista

No importa quién lleva la cartera de Defensa de la entidad sionista israelí. si lo fuera el antigua guardián de burdel moldavo o cualquier otro, la política sionista no podrá cambiarse. Sigue la misma desde hace un siglo en lo que respecta a su proyecto sobre la tierra palestina. Recordemos cómo se eliminó al PM Isaac Rabin el 5 de noviembre de 1995, quizás fuera el más serio” socio de paz” con los árabes y palestinos en particular. Fue asesinado a mano de un radical, que no pudo trabajar solo, por su política que se oponía y renunciaba hasta cierto punto al proyecto sionista. Estuvo a favor de la creación de estado palestino antes del 1999 y según los acuerdos de Oslo, hoy día más muertos que olvidados.

La derecha israelí no ha cambiado desde la primera llegada del Likud al gobierno en mayo de 1977, considerado entonces como un golpe de estado contra el partido laborista, liderado por un terrorista perseguido por el gobierno británico, nada menos que el personaje Menahim Bejín.

La actual coalición fascista de NetenYahu (66 diputado de extrema derecha de 120 que forman el Kenesset) no hace más que retrasar la historia del pleno reconocimiento de los derechos de palestinos, dueños nativos y verdaderos de toda Palestina.

El apartheid sionista israelí debe acabar como su semejante en Sudáfrica con presiones de la comunidad internacional y sus instituciones oficiales y boicot de europeos como del resto del mundo. Hoy en día no queda más ocupación en el mundo salvo la israelí en Palestina. El premio Nobel Hispano Peruano relata los efectos de esta ocupación en su reciente visita a Palestina e Israel: “El premio Nobel de Literatura hispano-peruano Mario Vargas Llosa ha regresado a Israel y Palestina para contemplar de primera mano los efectos de casi 50 años de ocupación israelí, impresiones que compartirá el próximo año junto a otros autores en un libro que conmemorará ese aniversario. Ante un reducido grupo de corresponsales, el escritor relató en un hotel de Jerusalén las sensaciones experimentadas seis años después de su última visita, que realizó poco antes de recibir el Premio Nobel de Literatura. Esta vez de la mano de la ONG Rompiendo el Silencio, formada por ex soldados que denuncian la violación de derechos humanos en los territorios ocupados, dijo parafraseando al escritor israelí y amigo Amos Oz que se trata de una tierra “en la que se vive más intensamente que en cualquier otra parte del mundo”.”[1]

Y ¿qué ha hecho el Consejo de Seguridad o la Comunidad internacional? ¡Nada salvo empeorar la situación!

Volvamos a la propuesta francesa -suscitada por un presidente europeo debilitado- que nace muerta sencillamente por la radicalización del fascismo derechista de esta nueva vieja coalición de la derecha likudista con los radicales religiosos. No sabemos si lo que buscarán es una nueva guerra durante el verano, ¿quién sabe?

Igual modo en lo cual reaccionó Sharon a la iniciativa de paz árabe (saudí) en 2002 y ¿cuál fue su respuesta? pues emprendió la masacre del campamento de refugiados de Jenin, dando paso para que los gobiernos sucesivos provocaran una guerra contra el Líbano y tres contra Gaza para enredar y complicar más las condiciones de negociar con los palestinos. O sea la paz hay que enterrarla antes de verla progresar.

NetenYahu, no cambiará su política: al continuar en usurpar más tierras y aumentar las colonias en extensión y número, atrayendo a más colonos de todas las naciones para insertarlos en un entorno hostil de antemano; la judaización de Jerusalén; la humillación de los palestinos que heroicamente han demostrado que no aceptan la sumisión a sus dictados fascistas y racistas; la ejecución ipso facto de los jóvenes palestinos a los que basta sospechar su intencionalidad de agredir a soldados cuya única presencia es más que provocativa en tierras ocupadas…

El PM Neten yahu descaradamente miente al llamar a reanudar las negociaciones con la Autoridad Palestina sin condiciones previas y que al mismo tiempo manifiesta que no tiene socio con quien negociar la paz. ¡Hipocresía patética!

La historia del Likud cabeza de la derecha fascista israelí y sus derivaciones que encabezan unos líderes como Lieberman, Moshe Kahlan, Naftali Benet, expulsados o salidos por su propia iniciativa del partido madre, son todos más radicales identificados por su racismo y radicales llamamientos para exterminar a los palestinos. No habrá cambio sino más deterioro de la situación al no pedirle cuentas a Israel por sus descaradas fechorías e irresponsables traiciones a las resoluciones de las Naciones Unidas y sus organismos internacionales. Falta la seriedad y la determinación en cómo tratar y acabar con un siglo de sufrimiento.

 

[1] http://www.hola.com/noticias-de-actualidad/19-06-2016/122776

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s